Coaching Empresarial

Coaching Empresarial

Coaching Empresarial
Para tener, es necesario primero hacer; y para hacer es necesario primero ser.
Stephen Covey

La responsabilidad más importante de cualquiera que intente dirigir lo que sea, es gestionarse a sí mismo como persona.
Dee Hook

Tener competencias de coaching, se está haciendo tan necesario como mantener nuestro soporte tecnológico al día.
Rafael Echeverría

No serán las empresas más grandes que se coman a las pequeñas, sino las más veloces a las más lentas.
Bill Gates

Las ganancias son a las empresas lo que el oxígeno es a las personas. Si las empresas no ganan lo suficiente quiebran. Si las personas no respiran lo suficiente mueren. Pero si creemos que el único foco de las empresas es el de maximizar las ganancias y la vida se trata de respirar, nos estaremos perdiendo algo muy importante.
R. Ackoff

Coaching empresarial

El coaching empresarial es una nueva disciplina inspirada en los grandes coaches deportivos que es llevada al ámbito organizacional como una forma de desarrollar altas competencias y producir grandes saltos en el aprendizaje de gerentes y ejecutivos.
Una de las fuentes del coaching empresarial es el llamado coach ontológico, que tiene su origen en las teorías filosóficas de Martin Heidegger.

El coaching empresarial es una conversación, un diálogo fecundo entre el entrenador y el cliente, mediante el cual el coach busca abrir nuevas posibilidades de reflexión y de acción en el cliente. Esta conversación se inicia y desencadena en torno a las situaciones concretas que enfrenta el entrenado. El coach ayuda al cliente a formular, de modo adecuado las preguntas claves de la situación que enfrenta así como a plantear y articular el problema de manera poderosa. Esta es la primera etapa del coaching.

La segunda fase de coaching indaga acerca de los paradigmas y los modelos mentales que llevan al entrenado a plantear la solución de una determinada manera. En esta etapa el coach cuestiona el modelo explicativo de la realidad del entrenado, para validarlo. Es en esta etapa donde se produce la solución innovadora cuando se cuestiona el modelo explicativo. Este espacio requiere el desarrollo de una capacidad reflexiva importante.

La tercera fase es el diseño de la nueva solución, aquí el entrenado debe diseñar nuevas conversaciones que lleven a que se creen las condiciones necesarias para que la nueva propuesta ocurra.

El Coach Ontológico y El ámbito empresarial


El Coach Ontológico cuestiona,
con respeto, las formas en que las personas y equipos perciben sus realidades y situaciones para permitirles cambiar estrategias estáticas, que aunque en el pasado dieron buen resultado ahora pueden no darlo, por nuevas posibilidades de ser y hacer que sean más efectivas para lograr los resultados deseados.

Para lograr una mayor efectividad y bienestar es preciso cuestionar las antiguas formas de pensamiento, para aprender cómo practicar “un nuevo juego”, cómo ampliar la capacidad de “ver” y pensar, cómo generar nuevas posibilidades de acción, y obtener resultados que, previos a la intervención de coaching ontológico, podrían haber sido impensables.

A veces también es importante imaginar un futuro de largo plazo, para que no sólo estemos esperando de nuestras acciones presentes el beneficio inmediato, sino que logremos entender que algunos resultados llegan años después de haber sembrado. Por otro lado, en la actualidad nos estamos llenando de pereza mental, porque la modernidad nos regala información “empaquetada” y lista para ser consumida. Ya no cuestionamos las cosas y las aceptamos sin “masticarlas”; ya no proponemos ideas que podrían ser mejores que las difundidas o aceptadas por los medios reconocidos. Acatamos y usamos esas ideas sin reflexionar, instalados en una comodidad que, sin duda, perjudica nuestro desarrollo como personas, profesionales, empresas y como sociedad.

El aprendizaje y la creatividad son las herramientas fundamentales del coaching ontológico. Aprender para hacer. Ser creativos para poder cumplir con una de las tareas más importantes de todos los seres humanos: diseñar nuestra propia vida. Tenemos la posibilidad de crear nuestro propio destino, para no culpar a otros por lo que dejamos de hacer o por lo que hagamos mal. ¡Podemos aprender a crearnos y recrearnos a nosotros mismos!.

Coaching Ontológico: Nuevos y diferentes observadores

Coaching Ontológico: Nuevos y diferentes observadores

En varias ocasiones nos han presentado a una persona y nos parece amable, mientras que a otros les parece que tiene mal carácter, también en algún momento hemos visto una película que nos encantó, pero para otros es simplemente mala. Es ahí cuando nos damos cuenta que ante una misma situación cada persona piensa o siente de diferente forma, es decir,  que algo lindo o feo es simplemente una interpretación de lo que percibimos como seres lingüísticos. Cada una de estas interpretaciones que emitimos dependen del tipo de observador que somos, esto quiere decir que ese algo no es lindo ni feo, simplemente es. Entender y comprender las posibilidades que tenemos de interpretación, nos abrirá un mundo de campos de acción, abriendo nuestra percepción hacia las cosas.

La realidad es como la interpretamos?

Creemos que la realidad es como la interpretamos, existen personas que pueden coincidir en nuestra forma de pensar y de observar, como también existe gente que interpreten las cosas totalmente diferente y es ahí cuando nos preguntamos ¿cuál es la realidad?, si nos basamos en el respeto por el otro, aceptar al otro como un legítimo otro, nos daremos cuenta que la realidad como única no existe, existe mi realidad y la realidad del otro.

Coaching y puntos de vista

Tenemos diferentes formas de ver un mismo acontecimiento, ya que lo que interpretamos esta filtrado por nuestra biología, el lenguaje, la cultura y la historia personal, estos cuatro filtros son nuestros modelos mentales.

Estos llamados modelos mentales son el medio por el cual percibimos nuestra realidad, son la forma como observamos al mundo que nos rodea y a su vez los que nos impulsan a movernos e interactuar en él.

Modelos mentales

Los modelos mentales no son malos y siempre están con nosotros en el momento de generar ideas, posibilidades, acciones y resultados. Tenemos que tener en claro que nuestros modelos mentales no son los únicos válidos, ya que esto hace que se origine el fanatismo, las sectas, el fundamentalismo, etc.

Nuestos modelos mentales no son los únicos válidos

Si en estos momentos preguntamos sobre la sexualidad a tres personas, nacidas en diferentes países y cada uno es devoto de distintas religiones. Podemos tener respuestas totalmente diferentes, como también una apoyando a la otra, para cada uno de ellos es su realidad, pero no es la única.

Hace muchos años, en un lugar lejano… un grupo de ancianos monjes, ciegos desde su nacimiento se reunieron para discutir sobre Dios. Cada cual quería quedar por encima del monje de al lado, cada cual se creía en posesión de la Verdad, ingenuos pensadores que querían hacer de las múltiples verdades “Una Sola”, la que ellos conocían y defendían. La conversación, que ya habían tenido más de una vez, repetía las mismas argumentaciones que en el pasado: “Dios es bueno y comprensivo”, “No, Dios ha de ser justo y por lo mismo, severo”, “Dios nos espera en su reino en los cielos”, etc., ni siquiera ellos podían ponerse de acuerdo.

El más anciano de todos sacudió la cabeza y suspiró.

- Os dais cuenta de que en todos estos años no hemos sido capaz de acordar cómo es nuestro Dios. Pero…, si ni siquiera nosotros conseguimos escucharnos. Anoche tuve un sueño, reunámonos de nuevo aquí la semana próxima, y espero que avancemos en algo entonces.

A la semana siguiente se reunieron de nuevo y, antes de que pudieran empezar su eterno debate, el monje mas anciano hizo que pasaran a un cuarto que desconocían. Allí, les dijo, cada uno tendría que tocar lo que tenían delante, en silencio y sin moverse del sitio adjudicado. Así lo hicieron, y cuando hubieron terminado, se sentaron en círculo.

- ¿Y bien? Qué había en la habitación?

- Era algo inmenso, apenas podía abarcarlo con mis dos manos. (dijo el primer monje)

- Era duro, casi rugoso, cálido.

- Te equivocas, hermano. Lo que había en la habitación era pequeño y peludo y ligero.

- ¿Qué dices? Lo que había en el cuarto era duro, sí, pero frío, y liso, muy suave

- ¡no sé dónde habéis estado!, refunfuñaba otro. No era tan duro, y podía moverse, era cilíndrico y húmedo al final.

El anciano monje les dejó seguir un poco más antes de revelarles lo que realmente habían palpado: todos estaban hablando del mismo ser, un elefante. Cada uno había llegado a conocer una sola parte del mismo: cola, lomo, colmillo, trompa. Y su cerrazón a ver más allá de la propia experiencia les impedía apreciar el “Todo”. Solo era un Elefante. Un solo ser con múltiples apreciaciones.

Cuento popular de la India

Los modelos vienen incorporados en nuestro ser y hacen parte de nuestro día a día, ayudándonos a interpretar lo que percibimos y a su vez se convierte en un generador de acciones. Es en esta instancia donde trabajamos sobre un modelo de percepción según el tipo de observador que somos.

El observador es el quién, es decir el ser, de él nace la percepción ante un algo, variando el rango de perpcepción, el cual nos impulsa a la interpretación, de ahí nace la acción que es el hacer, el cómo y finalmente  llegamos impulsados por la acción al resultado es decir el que, los objetivos propuestos.

En varias ocasiones nos proponemos una meta y no lo logramos, hacemos los pasos: observador, percepción, acción y resultado y no lo conseguimos, si realizamos una y otra vez la misma acción llegaremos al mismo resultado, pero si nos enfocamos en el tipo de observador que somos, en los modelos mentales que tenemos, abrimos nuestro rango de percepción y ampliamos nuestras acciones, tendremos una variante de posibilidades para lograr diferentes resultados.

Coaching y Responsabilidad

Coaching Ontologico y responsabilidad

Desde el punto de vista del coaching ontológico tomamos la Responsabilidad como nuestra capacidad de responder ante determinadas situaciones que se nos presentan. Si analizamos la palabra responsabilidad y la descomponen podemos entender de donde surge ésta idea.

Responsabilidad =  RESPONS (H) ABILIDAD

Entonces la responsabilidad en nuestra Habilidad de responder, es nuestra elección de cómo posicionarnos frente a los acontecimientos que vivimos, es nuestra libertad de elección de nuestras propias acciones a cada momento.

Responsabilidad Reactiva vs Responsabilidad Proactiva

Focalizándonos  en este concepto del coaching ontológico podemos visualizar que la responsabilidad puede asumir o no de dos maneras distintas; y para realizar la explicación recurriremos a un ejemplo:

“Deje abierto el auto en la esquina de mi casa y cuando fui a buscarlo al día siguiente ya no estaba” Si preguntáramos a esta persona el ¿Por qué sucedió esto? Tiene dos opciones para observar el suceso.

Responsabilidad reactiva: explicaciones tranquilizadoras

“No encontré el auto porque este barrio es inseguro y hay muchos ladrones” En esta respuesta podemos observar que se coloca la responsabilidad en otra parte y no en la propia persona.

Este tipo de respuesta reactivas se conocen como “explicaciones tranquilizadoras” porque no nos hacen parte del problema, este problema sigue existiendo y yo me declaro como inocente de lo que sucedió asumiendo de esta forma el papel de víctima; y por último gracias a asumir el papel de víctima la persona se encuentra imposibilitada para cambiar la situación.

Responsabilidad proactiva: explicaciones generativas.

“No encontré el auto porque lo deje sin traba y sin alarma” En esta respuesta me hago parte del problema, asumo mi responsabilidad , me transformo en protagonista de mi propia vida, y también al asumir mis errores tengo la capacidad de accionar distinto y cambiar la situación a algo querido.

Coaching y Aprendizaje: Brecha de aprendizaje

que es la brecha del aprendizaje

El Aprendizaje es el fundamento del coaching ontológico, porque en sí mismo el coaching ontológico es un proceso de apredizaje.

De manera más formal podemos decir que el coaching es un proceso mediante el cual el coachee aprende a modificar el tipo de observador que es, para crear nuevos puntos de vista que le permitan abrirse a nuevos y mejores resultados.

Qué es la brecha de aprendizaje?

La brecha de aprendizaje es la distancia que existe entre dos momentos o estados del coachee.

Graficamente:

Brecha de Aprendizaje y coaching ontologico

El momento o estado  que llamaremos e1 y el momento o estado e2. Siendo el e1 el tipo de observador que es el coachee a comenzar el camino del aprendizaje, con sus limitaciones y posibilidades de acción; y el e2 que es el nuevo observador que contiene:

  • Aquello que no sé (que quiero saber o que ni siquiera se que existe)
  • Aquello que no puedo hacer (que quiero realizar o que nunca me hubiera imagina que podría hacer)
  • Y lo más importante, aquí se encuentra lo que quiero hacer y lo que quiero SER

Cómo superamos la brecha de aprendizaje?

La brecha de aprendizaje es un camino que debemos atravesar por nuestros medios con la guía de nuestro coach, atravesar ésta brecha nos implicará movernos de nuestra zona de confort para poder cuestionarnos de nuestro propio mundo, para aprender nuevas ACCIONES que nos den los resultados que estamos bucando.

Coaching y Aprendizaje

Aprender a Aprender -Poder Personal

Con el coaching ontológico se llega a una nueva concepción acerca del Aprendizaje. Tradicionalmente se comprende el aprendizaje como la capacidad de adquirir conocimiento sobre una determinada cuestión, en otras palabras:

Aprendizaje equivale a información sobre una cuestión en particular.

Aquí el coaching realiza un quiebre al respecto, para el punto de vista del coaching ontológico el aprendizaje no va a ser equivalente a una acumulación de conocimiento (al estilo de un computador), sino que considera:

Aprendizaje es la capacidad de aumentar nuestra rango de acción efectiva.

Esto quiere decir que sólo aprendemos cuando podemos llevar a la práctica nuevas acciones, más efectivas que la que utilizabamos anteriormente, teniendo en cuenta los objetivos que queremos llevar a cabo.

Según Leonardo Wolk, aprender es:

Incorporar habilidades que hagan posible acceder a resultados que antes estaban fuera de mis posibilidades. El gran desafío es APRENDER A APRENDER. Enseñar el oficio de aprender es ir más allá de transmitir información.

Zonas del aprendizaje

En este aprender a aprender lo que estamos realizando es movilizarnos através

El aprendizaje se vincula con acción y esta acción es un aprender a actuar, así definimos a los líderes como gente de acción. Ya que hablamos que el aprendizaje es activo, como requerimos de la acción y la voluntad para desenvolvernos en tres diferentes zonas:

  1. Zona de Confort
  2. Zona de expansión
  3. Zona de Temor

Zonas de aprendizaje Poder personal

Zona de confort

Esta zona es donde manejamos el conocimiento adquirido. No hay nada más para aprender, funcionamos de manera mecánica moviéndonos automáticamente y sin una clara conciencia. Por ejemplo: Recuerda cuantos cambios realizo en su auto para llegar hoy a casa? Ahora, recuerda las clases para aprender a conducir, lo difícil que era dar vuelta y estacionarse?. Piense lo difícil que sería si todos los días fuesen como el día que aprendió a conducir.

En cualquier dominio el conocimiento adquirido nos da la posibilidad de efectuar actividades de forma más efectiva y tranquila, lo malo sería quedarnos en ese dominio sin probar nuevos campos de acción.

Zona de expansión

En esta zona es donde principalmente se produce el aprendizaje, para alcanzar este aprendizaje es necesario nuestro esfuerzo expandiendo nuestra capacidad de acción y voluntad, para aprender es necesario salir de la zona de confort y requiere por parte de nosotros la DECLARACION DEL NO SE. En el momento de reconocer que hay algo que no se también tiene que surgir de nosotros el querer aprender algo que nos es desconocido.

Es así como el aprendizaje se convierte en un proceso o transición de pasar del confort al desconfort frente a algo que no conocemos, pero con el tiempo y nuestra capacidad de acción ese nuevo aprendizaje quedará en una zona de confort, y es en ese momento en el que nos daremos cuenta que los resultados que tenemos antes estaban fuera de nuestro alcance.

Debemos reconocer que hay cosas que no sabemos y en las que no tengo competencias, pero para reconocer esos aspectos debemos manejarnos desde la humildad, ya que es un requisito indispensable del aprender.

Zona de temor

En esta zona es imposible aprender ya que existe un temor a decir no sé, en ocasiones cuando éramos niños y decíamos “no se” fuimos reprendidos, humillados o avergonzados y lo único que aprendimos a  no participar y ocultar la ignorancia. Estas conductas que traemos desde niños, muy seguramente las seguimos teniendo de adultos y podrían ser expresadas por nosotros  o percibidas por lo demás como soberbia, arrogancia o hipocresía, convirtiéndose en nuestra careta ante la falta de aprendizaje y la ceguera.

Tenemos que aprender a crear contextos donde estemos abiertos al aprendizaje, la confianza, la humildad, el respeto y sobre todo al poder decir NO SE pero quiero aprender.

Los invito a dejar sus comentarios y experiencias sobre el aprendizaje.

Coaching: Ontológico y Transformacional

Coaching Ontologico Poder Personal

El objetivo del coach es siempre aumentar el nivel de posibilidades de acción a la persona o coachee, esto implica que el coachee asuma su poder personal. Para ello la persona a la que se le realiza el proceso de coaching, atraviesa una completa transformación personal.

El coaching ontológico no puede ser entendido solamente como un entrenamiento sino también como una disciplina, un arte y nueva manera de SER EN EL MUNDO y por sobre todo el coaching ontológico es entendido como un proceso de aprendizaje.

Ontológico

El térmico ontológico hace referencia al Sentido del Ser, es decir que el coaching se interesa por las Formas de Ser de cada uno de nosotros, o mejor dicho, el coaching se enfoca en el Tipo de Ser que estamos Siendo.

Transformacional

El coaching es de por sí transformacional ya que la esencia de su éxito se basa en la transformación de la propia persona. Decimos en el coaching que sólo existe aprendizaje cuando hay un cambio en el accionar de la persona, y que para que ese cambio en la acción se pueda realizar tuvo que haber existido una transformación en el ser de la misma.

El aprendizaje entonces se llevara a cabo cuando logremos modificar el Tipo de Ser que estamos Siendo.

Aquí puede visualizarse un primer rechazo a la forma de actuar del coaching ontológico ya que como Peter Senge menciona:

“La gente no se resiste al cambio, se resiste a ser cambiada”

Por todo lo que mencionamos podemos decir que el Coaching Ontológico nos propone un cambio, un nuevo modelo de ser y hacer en el mundo, nos propone un camino para lograr aquellos resultados que con nuestro paradigma actual no estamos pudiendo conseguir.

¿Qué hace un Coach Ontológico?

Que Hace un Coach Ontológico Leonardo Wolk

Cuando le hicieron esta pregunta a Leonardo Wolk, el respondio que el “Coach Ontológico es un soplador de brasas”, y lo que quizo decir Leonardo Wolk con esto es que, todos nosotros llevamos dentro nuestro Creatividad y Espontaneidad innata, y la tarea del Coach en muchos casos es AVIVAR esa creatividad, despertar nuestras brasas para que iluminemos nuevamente.

¿Entonces porque necesitamos un Coach Ontológico?

Muchas veces por más brillantes, inteligentes y excelentes profesionales que seamos, nos sentimos atrapados y sin salida o simplemente desmotivados, al parecer sin sueños. En esta situación el Coach actua para dar una nueva mirada a la situación, actua para recobrar aquello que creíamos perdido.

Para lograr esto el Coach trabaja con el tipo de observador que estamos siendo, intentando ampliar nuestra vision y nuestro espacio de posibilidades.

 Leonardo Wolk: “Coaching – El Arte de Soplar Brasas”

Leonardo Wolk: Coaching El arte de Soplar BrasasSección de entrevista: “En Coaching, el arte de soplar brasas hablo del poder generador y transformador del lenguaje y digo que el lenguaje no sólo nos permite hablar “acerca de las cosas” sino que, al ser generativo, “hace que las cosas sucedan”. El lenguaje, por su carácter generativo y transformador, crea realidades y nos posibilita diseñar futuro.”

 

 

 

 

 

 

 

Una mirada sobre el Coaching Ontológico actual

Una mirada del coaching Ontologico Actual

Coaching Ontológico profesional

El coaching es una práctica profesional cada vez más frecuente en el mundo de las organizaciones, tanto privadas, sociales como públicas. En virtud de que las organizaciones, son y se sustentan en las personas, el coaching no sólo ha crecido como propuesta para tales organizaciones sino, y especialmente, para el desarrollo de los individuos, tanto en su manera de ser como en el desempeño de sus responsabilidades como actores de un determinado escenario con tareas y acciones.

Coaching como disciplina para alcanzar resultados

El coaching onotlógico como disciplina, se basa en el fenómeno del compromiso o elección que permita a quien es asistido alcanzar los resultados que no está pudiendo alcanzar. Resultados que se consideran extraordinarios, esto es, más allá del mundo de posibilidades presente. Aquí vale enfatizar entonces que el coaching, no es conductivismo ni imposición y mucho menos manipulación en la búsqueda de dichos resultados.

Toda reflexión, cambio y hacer de la persona (coachee) que es asistida por un coach profesional, nace y se sustenta en la libertad, la elección y muy especialmente en el respeto y la dignidad personal. Nunca el coaching, como práctica humanística, profesional y validada por la Asociación Argentina de Profesionales de Coaching (Aapc), descuidaría este marco ético. Todo logro o avance del coachee descansa en una expansión de su propio ser y hacer que es coherente con lo que estableció como compromiso.

Ontología y coaching ontológico.

En los últimos siglos vivimos y nos relacionamos como seres humanos sobre la base filosófica cartesiana o racionalista que postula que el pensamiento y la razón es lo que define quienes somos. Pero desde hace unos 50 años nuevas teorías fueron transformando esa concepción e incorporando diferentes o nuevos elementos al proceso de reflexión y compresión de lo que significa “ser humano”.

Enfoques científicos como la física cuántica (David Bohm y Fritjof Capra), la biología del conocimiento (Humberto Maturana y Francisco Varela), el pensamiento sistémico (Heinz von Foerster), la filosofía (a partir de Heidegger), la lingüística (a partir de Austin), la psicología (constructivismo, logoterapia, gestalt), el management moderno (con Peter Senge, Stephen Covey) han contribuido al surgimiento de una interpretación superadora y más holística del ser humano que dio a luz al coaching ontológico.

La ontología del lenguaje, rama de la filosofía que apunta a una comprensión general del “ser humano”, vendrá a conjugarse de manera dinámica con el coaching para resultar en la disciplina del coaching ontológico, cuya intención y compromiso primario se enfoca en el desarrollo sustentable del ser y su capacidad de acción o poder personal para alcanzar sus objetivos.

El coaching ontológico brinda una manera diferente de observar el mundo y las relaciones que tenemos, con el fin de lograr un desarrollo personal y laboral sustentable que traiga completitud y bienestar.

Al ser considerado como un proceso de entrenamiento y desde ningún punto de vista algo eventual y mágico, el coaching ontológico abre las puertas a un nuevo espacio de aprendizaje y transformación personal que facilita en el coachee una gestión del cambio eficiente y eficaz.

El coach ontológico profesional.

El coach profesional necesita estudio y preparación que le permita alcanzar una manera de ser y hacer competente para desarrollar la práctica, responsable y profesionalmente. El servicio es su estilo y asiste a otras personas que lo contratan desde una relación de igualdad y confianza.

Utilizando la pregunta como herramienta y no la respuesta, invita a la revisión y desafía respetuosamente los modelos mentales y las formas en que las personas y equipos se organizan, perciben sus realidades y actúan.

El coach mantiene conversaciones responsables y apertura en la escucha con quienes comparte la visión y el compromiso con el logro. Está atento y presente para generar confianza y compromiso.

Es sensible y comprensivo para valorar lo que existe y sirve, considerar aquello que puede faltar pero sin dejar de alentar a las personas y recomponer relaciones para que sean sanas y productivas.

Desarrollo del coaching ontológico profesional.

Con demanda creciente, las organizaciones contratan coaches profesionales para asistir a individuos, equipos y procesos de gestión. Cuando esto sucede debe contarse con el seguimiento y asistencia de un coach profesional, que facilite los procesos personales y colectivos en base a lo mencionado en párrafos anteriores.

Como desarrollar las habilidades de un Coach

Como desarrollar la habilidades de un coachPara lograr ser Coach, debe tener una práctica de Coaching Ontológico, ya que es una labor profesional la cual requiere de total entrega, ya que debe lograr a plenitud el dominio de varias habilidades.

Ejercer esta profesión es una gran responsabilidad, ya que el cliente o los clientes depositan en usted toda la confianza y de forma reciproca usted se compromete con ellos para desarrollar resultados a partir del Coaching Ontológico, y se convierte en un camino que ambos deben recorrer.

Las habilidades a desarrollar para lograr ser un Coach son:

  1. Conocerse a uno mismo ó el autoconocimiento.
  2. Habilidades para la motivación.
  3. Valores y coherencia.
  4. Habilidades de relaciones interpersonales.
  5. Ser flexible.
  6. Comunicarse clara y eficazmente.
  7. Ser Proactivo.
  8. Disciplina.
  9. Ser experto y competente.
  10. Ser Audaz y emprendedor.
  11. Habilidades en relaciones empresariales.
  12. Poseer técnicas y herramientas.

Cómo cambiar nuestros modelos mentales

Los modelos mentales son los filtros a través de los cuales percibimos la realidad y nos movemos en el mundo, los modelos mentales son:

  1. Biología
  2. Lenguaje
  3. Cultura
  4. Historia personal

Estos modelos mentales nos favorecen para la disposición al cambio personal y a su vez a identificar cuales son las herramientas que impulsan a mejorar el cambia organizacional. Continue reading